La costumbre de regalar flores

974 48 34 66
La costumbre de regalar flores

Regalar flores a domicilio en Sabiñánigo (Huesca) son una costumbre ancestral. Ya hay registros de la utilización de las flores en la prehistoria, encontrándose restos en algunos enterramientos, una costumbre que se mantiene hoy en día con las coronas funerarias. El uso de las flores continúo en el Antiguo Egipto, donde los faraones y nobles se enterraban con todo lo que necesitarían en la próxima vida. Parece que ya ellos sabían que las flores eran un elemento necesario para poder disfrutar de la vida.

En España, tenemos el primer precedente de las flores a domicilio en Sabiñánigo (Huesca) en Milagros de Nuestra Señora del riojano Gonzalo de Berceo, uno de los primeros ejemplos de literatura en castellano. Allí se narra cómo la Virgen María regala flores en uno de sus versos.

Regalar flores no por el olor o por su belleza estética sino como símbolo de algo es una costumbre posterior. Se cree que la floriografía, como se conoce a la comunicación por medio de flores, nació en Persia en la Edad Media, de donde pasó a Turquía que, a su vez, lo trasmitiría a Reino Unido, en donde se escribirían muchos tratados al respecto durante la época victoriana.

Es en estos momentos donde la costumbre de regalar flores se institucionaliza. Dependiendo del momento se requiere un tipo de flor y un color determinado, haciendo que sea una declaración de amor, de felicidad o de tristeza, según la utilizada en cada momento.

En Yerbaflor contamos con todo tipo de flores para que las puedas regalar a domicilio. Consulta con nosotros sin compromiso. 

haz clic para copiar mailmail copiado